They confirm that indigenous child died of thirst in the Chaco

They confirm that indigenous child died of thirst in the Chaco

El niño indígena de 13 años, perteneciente a la comunidad Nivaclé de Mariscal Estigarriba, se encontraba desaparecido desde el pasado 2 de enero. Su cuerpo fue hallado este lunes en la estancia Cinco Estrellas, a unos 10 kilómetros del último lugar donde fue visto.

Al respecto, el fiscal Andrés Arriola, en comunicación con Universo 970 AM, dijo que la familia del niño no denunció la desaparición desde un inicio, pero al tomar conocimiento del caso, dispuso la intervención policial en la comunidad.

Comentó además que el niño padecía de discapacidad mental y no se manejaba por sí solo.

Tras la inspección forense, se determinó que la causa de muerte fue por deshidratación grave y ya llevaba varios días de haber fallecido.

“Anoche,5 niños intubados con Covid-19 positivo, esperando lugar en terapia… Dejen de decir que a los niños no les afecta el covid”, expresó la doctora Bruna Negrete Yambay, del Hospital Regional de San Pedro.

“Hoy perdimos a uno de ellos en Santa Rosa”, agregó la médica.

Son numerosos los niños que están actualmente internados en la unidad de terapia intensiva por complicaciones del Covid-19. En todos los casos sus padres no están inmunizados, según datos oficiales del Ministerio de Salud.

Las autoridades sanitarias lamentaron que hasta el momento solo 130.000 menores se registraron para la vacuna pediátrica.

Paola Giménez, madre de la pequeña Bianca Giménez, confirmó a Universo 970 AM que este martes recibieron el medicamento Trikafta para que la niña siga su tratamiento contra la fibrosis quística.

“No habíamos esperado todavía. Nos decían para la otra semana, pero nos hablaron de la Defensoría de la Niñez”, comentó la madre de la niña.

Explicó que hoy mismo comenzó con la medicación y debe consumir tres comprimidos al día de por vida.

Asimismo, dijo que se espera que Bianca tenga una mejoría para los próximos días y así recibir el alta médica. Cabe mencionar que la niña se encuentra internada desde hace unos días está debido a que presentó fiebre y se la tuvo que conectar a un oxígeno para poder respirar.

​La SEDECO dio a conocer los resultados de su último monitoreo de precios en el marco de la campaña “Precio Justo”.

En este caso puntual, se hizo un análisis de costos de pruebas PCR para el COVID-19 que son ofertadas en distintos laboratorios y sanatorios del sector privado.

Para el efecto, se compararon datos del monitoreo efectuado el pasado mes de noviembre con los que fueron obtenidos en una verificación realizada en enero.

El cuadro confirma que ninguno de los laboratorios privados decidió elevar los precios de sus test PCR, manteniendo las mismas tarifas del año pasado, a excepción de cuatro que sí concretaron una reducción.

Se trata del Sanatorio Adventista (-75.000), el Hospital Universitario de San Lorenzo (-80.000), el Laboratorio Cedib de Ciudad del Este (-70.000) y el Laboratorio Nuestra Señora de las Mercedes de Caacupé (-50.000).

El precio promedio de un test de PCR oscila entre los 300.000 y 450.000 en la mayoría de los laboratorios y sanatorios privados, según el monitoreo efectuado por SEDECO.



Source link

Leave a Reply

Previous Story

Acuña says he is not satisfied with the judgment in the first instance against Acosta

Next Story

Panama reports 4,105 new positive cases, 8 deaths and 40 patients in ICU due to Covid-19

Latest from Paraguay

backless democracy

Democracy or demos kratos, “power of the people” is not one of the systems of government