The assassination of Marcos Rojas was improvised inside the Amphitheater, they were going to kill him elsewhere

The assassination of Marcos Rojas was improvised inside the Amphitheater, they were going to kill him elsewhere

Fuentes cercanas a la investigación señalaron que un cruce de llamadas y otras evidencias demostraron que el sicario estaba esperando a Marcos Rojas para matarlo, pero en otro sitio, cuando fue informado que el objetivo estaba en el festival musical Ja’umina Fest, desarmado y sin guardia. Por esa razón el pistolero llegó rápidamente al lugar para realizar el “trabajo”.

Marcos Rojas, llegó temprano hasta el Anfiteatro y mucha gente lo vio cantando, bailando despreocupado sin custodia y aparentemente desarmado. Esa información comenzó a circular entre los que buscaban al hombre para matarlo.

El sicario fue alertado y se le dio la orden de ir rápidamente hasta el Anfiteatro, donde ingresó armado, ya que no lo controlaron. Fue hasta el sector VIP y divisó a Rojas, quien efectivamente estaba desprevenido, pero la zona donde se encontraba el presunto narco era un sector alejado de las salidas, para huir debía subir muchas escaleras y el escape iba a ser muy complicado con tanta gente.

Entonces el pistolero comenzó a monitorear los movimientos de Marcos Rojas y cuando vio que el mismo fue hasta el sector de los baños y cuando ya lo tuvo a tiro, se acercó de frente y mientras se acercaba ya comenzó a disparar. Las balas dieron en el cuerpo de Rojas y las otras víctimas, pero cuando el objetivo cayó al suelo el sicario se paró frente a él y le disparó varias veces, por eso el cuerpo de la víctima tenía ocho impactos de bala. Pero las balas a parte de matar a Marcos Rojas, también terminaron con la vida de Cristiana Aranda e hirieron a José Luis Bogado Quevedo, Marcelo Monteggia, Sady Aline Bonzi, Jorge Benítez y Xoana Barrientos.

Después el pistolero salió corriendo del sitio y tuvo el apoyo de otras personas que lo ayudaron a completar el escape, según los datos que manejan los investigadores.

Expertos de Criminalística van a ser los encargados de buscar huellas o rastros de sangre, si lo hubiere dentro de la camioneta Toyota, tipo Runner, con placa OAF 331, que fue encontrada abandonada en el centro de Villa Elisa hoy.

Mikhael Vasilievich, está desaparecido desde el jueves pasado, el extranjero es dueño de un motel ubicado en la ciudad de Emboscada, departamento de Cordillera. Si bien desde hace varios días no se sabe nada del hombre no hubo pedido de rescate, ni comunicación alguna con la familia del extranjero, por lo que no se puede hablar por el momento de un hecho de secuestro.

La policía ya había revisado el motel donde reside el ruso y tampoco encontró evidencias de pelea u otra evidencia. Es más, todas sus pertenencias se encontraban en su habitación, solo faltaba la camioneta que hoy apareció abandonada.

Hoy se procesaron 10.010 muestras de las cuales 2.260 fueron positivas, con lo que se confirman 610.207 casos. También se registraron 48 fallecidos, 25 de sexo femenino y 23 masculinos. Las muertes se dieron en Concepción, San Pedro, Cordillera, Guairá, Caaguazú, Caazapá, Itapúa, Paraguarí, Alto Paraná, Central, Ñeembucú, Amambay, Canindeyú y Asunción.

Entre los fallecidos de 40 a 59 años, dos tenían dosis completas y uno no tenía vacunas. De 60 años y más 23 no estaban vacunados y 13 tenían dosis incompletas, señala el informe del Ministerio de Salud.

Con estos números se tienen 17.653 fallecidos desde el inicio de la pandemia.

William Chávez, de 33 años y Richard Salina, de 18 años, fueron identificados por la policía como los que a punta de armas de fuego secuestraron a Celia Dolizete de Moraís, de 56 años, el sábado.

La mujer quien reside en Ponta Porã llegó a su negocio a bordo de su camioneta y cuando estaba descendiendo fue interceptada por dos hombres quienes la redujeron y metieron en una automóvil Gol, para huir del sitio.

Toda esta acción fue grabada por una cámara del circuito de una casa que estaba frente al negocio de la mujer. A través de esas imágenes es que la policía logró identificar a los dos hombres, sobre quienes ya hay orden de captura.

Pero según los investigadores Chávez y Salina, no actuaron solo, se presume que una o dos personas más forman parte de la banda de secuestradores.

El secuestro tuvo un final feliz ayer domingo, cuando los captores de la mujer la dejaron ir, supuestamente estaban acorralados por la policía y decidieron abandonar a Celia para poder escapar.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Previous Story

María del Carmen Alva had an incident with the mayor of Ocoña: “She is in my house, I demand respect from her”

Next Story

United States Government confiscates $697,458.75 from the Martinelli Linares brothers

Latest from Paraguay